Investigación de la ADC detecta irregularidades en la designación de fiscales

La ADC presenta un informe sobre designación de fiscales donde se identifican serios problemas sobre el procedimiento de designación de fiscales subrogantes y titulares. La discrecionalidad en la selección de magistrados y la lentitud de los concursos públicos impactan en el funcionamiento de la justicia y en su independencia.


(Buenos Aires, 22 de enero de 2015) – Un informe preliminar de la Asociación por los Derechos Civiles (ADC) advierte que el 28% de los fiscales del Ministerio Público de la Nación son subrogantes, es decir, que uno de cada cuatro fiscales desempeña su labor de forma provisoria.

Los fiscales subrogantes tienen la función de reemplazar a fiscales titulares que dejan su cargo de manera permanente o interina. La presencia de fiscales subrogantes es indispensable. Así, es necesario que continúen con el trabajo de los fiscales titulares, especialmente los procedimientos que son impulsados por los fiscales, como los procedimientos penales.

Sin embargo, la designación de subrogantes debería ser una situación de excepción. Los fiscales subrogantes, a diferencia de los titulares, generan dudas sobre su independencia ya que son designados y removidos por la Procuración General de la Nación con facilidad, ya que puede designar al subrogante sin dar razones para elegir a una persona en especial. El principio de la razonabilidad de los actos de gobierno exige la fundamentación de los actos de, entre otros, la Procuración. Por su parte, los fiscales titulares son designados mediante concurso público, en el que participan la Procuradora General, el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, y sólo bajo situaciones excepcionales pueden ser removidos. Por lo tanto, los subrogantes no gozan de la seguridad y la inamovilidad en el cargo de la que sí gozan los fiscales titulares.

Este informe preliminar expone el estado de situación de las subrogancias en el Ministerio Público Fiscal. Se analiza el elevado número de subrogantes y las causas que originan este alto porcentaje.

El documento sistematiza, también, información sobre la designación de fiscales titulares, específicamente, la duración de los concursos públicos para acceder a estos cargos, tanto en la etapa ante la Procuración General como en el Poder Ejecutivo de la Nación. Solamente en cuatro concursos el Poder Ejecutivo demoró menos de diez meses en seleccionar su candidato de la terna enviada por la Procuración General. Las demoras en la designación de fiscales replica de forma inmediata en la cantidad de vacantes y, consecuentemente, en el alto número de subrogantes.

Descargue el informe completo aquíDesignación fiscales titulares y subrogantes-Informe preliminar ADC